El genograma constituye una poderosa herramienta de conocimiento, tanto propio como familiar, en cuanto a relaciones, patrones de comportamiento, síntomas,incluso enfermedades que se repiten entre generaciones.

El Genograma puede compararse con un árbol genealógico familiar, que permite profundizar y comprender nuestra propia historia personal y los estilos de interacción que establecemos. Los estilos relacionales, la forma de resolver conflictos, el clima familiar, determinados tipos de conductas… son mecanismos que pueden pasar de una generación a otra, produciendo situaciones disfuncionales y marcando destinos futuros. Tomar conciencia de ello es el primer paso para poder modificar aquello que ponga trabas a nuestro progreso y bienestar tanto presente como futuro.

Mediante el genograma se ponen de manifiesto las conductas, vínculos y lealtades que motivan estos hechos, para con ello tomar conciencia de las propias actitudes, comprender motivaciones familiares no siempre conscientes, cambiar pautas y mejorar relaciones.

 

espiritualidad. Instituto Iase

 

 

 

 

Para saber más: http://cursos.institutoiase.com/CursoDet.aspx?idCurso=399

Leave a Reply